Actividades realizadas ........................................................................................................

EXCURSIÓN CON FAMILIAS DE POSCOMUNIÓN

Portal y Maribel

1º DÍA DE LAS JORNADAS DE ADVIENTO

Maribel

El pasado 18 de noviembre catequistas y padres junto con los niños se fueron de excursión a pasar juntos el día a La Hiruela y disfrutar de la compañía mutua, para conocerse mejor, intercambiar opiniones, juegos y catequesis.
Algunos, los más mayorcitos, se quedaron a pasar la noche allí convirtiendo la excursión en convivencia para fortalecer lazos y rezar juntos y tener una bonita experiencia.
Los chavales lo pasaron genial y compartir el día fuera, en el campo con sus amigos de la parroquia, sus catequistas y muchos, además, con sus padres hizo que el día fuera genial.

El lunes, 27 de Noviembre, vino a nuestra parroquia Antonio Manuel González Salvador, sacerdote diocesano, que ha pasado varios años como monje de clausura y que podía hablarnos con conoci-miento de causa sobre la espiritualidad como sostén de la fe.
El latido de la vida, es como tituló su charla, en la que demostró que es una persona que ha vivido una espiritualidad
profunda en la que ha bebido de las Sagradas Escrituras o los Santos Padres para profundizar en ella. Según Antonio Manuel, la espiritualidad es experiencia, vida y reflexión. Es contar como guía con fuentes vivas, como la Biblia, la teología o las ciencias, porque la espiritualidad, como muchas partes de la ciencia (medicina, arte, psicología…) forman parte de nuestro ser.
Pero lo más importante que nos dijo es que la espiritualidad como sostenimiento de nuestra fe es la revelación de Dios, la comunicación personal de Dios con el hombre. Esa es la clave, y nuestra misión la de estar atentos a dicha comunicación. Porque también nos dijo que Dios puede utilizar cualquier medio para comunicarse con nosotros, es nuestra predisposición la que hace que esa comunicación sea posible. Siempre sabiendo que Él es grande, que es todo sabiduría y tenemos que tener conciencia consciente e integral de esta experiencia en el presente, siempre en el momento presente.
La intención de Dios es la de acercarse a nosotros y el artífice de todo esto es el Espíritu Santo. Gracias al Espíritu podemos aspirar a este encuentro personal con Dios y la mejor manera es manteniendo siempre que podamos una actitud orante. Si el camino de la espiritualidad es el que me lleva a encontrarme con Dios…¿cómo no lo voy a intentar? He de prepararme para ello y tener una experiencia de Dios en mi vida, porque me ayudará a ser feliz, porque Dios es mi felicidad...

FIESTA DEL ROSARIO

Portal

2º DÍA DE LAS JORNADAS DE ADVIENTO

Maribel

El sábado 7 de Octubre celebramos con gran ilusión otro año más la festividad de la Virgen del Rosario, nuestra patrona. Como viene siendo habitual, los niños de catequesis estuvieron visitando y rezando durante toda la semana a la Virgen, además de llevarla flores para adornar el paso de la procesión.
Ya el mismo sábado, la parroquia permaneció abierta y la virgen estuvo recibiendo al visita de todos los vecinos que pudieron pasar a saludarla, rezarla y ofrecerle flores. La carrera solidaria de por la mañana no fue más que un impulso para (a la ida o a la vuelta) pararnos a saludarla.
Así, con sencillez y con mucha devoción, nos juntamos por la tarde para llevar en procesión a nuestra virgen por el mismo parque de la parroquia ¡¡¡Que ya se nos ha quedado pequeño!!! mientras rezamos el rosario. Terminamos la jornada festiva celebrando una preciosa misa solemne a la que acudió toda la comunidad, como no podía ser de otra manera.

 

El segundo día de las Jornadas de Adviento de este año, fue el martes, 28 de noviembre y vino a visitarnos Pedro Manuel Merino, sacerdote diocesano y especialista en liturgia que hace su labor en una parroquia de la diócesis de Getafe.
Ya es un conocido nuestro, pues nos ha venido a hablar de liturgia en algunas ocasiones. Un verdadero erudito en la materia al que tenemos que agradecer su disponibilidad siempre que hemos querido contar con él y su cercanía.
En esta ocasión vino a hablarnos de la espiritualidad litúrgica. La liturgia es una de las maneras más importantes de comunicarnos con Dios. Tenemos que tener en cuenta que Dios es el Misterio revelado. Revelado por Cristo a todos nosotros, por su vida, muerte y resurrección. La manera que tenemos de rememorar y acercar a nuestras vidas ese Misterio es a través de la celebración, de la liturgia. Por eso la liturgia es espiritualidad en sí misma. Es el camino directo de nuestro encuentro con Dios. Además, para rizar el rizo, nos decía que también era extremadamente importante la espiritualidad eclesial, porque no podemos concebir ese encuentro espiritual sin compartirlo con la comunidad, con los hermanos, con la Iglesia, que es la guía que nos lleva hasta Él.
Todo esto aderezado de ejemplos en un lenguaje directo y con toques de humor. Vaya, una pasada.

3º DÍA DE LAS JORNADAS DE ADVIENTO

Maribel

4º DÍA DE LAS JORNADAS DE ADVIENTO

Maribel

Este tercer día, 29 de noviembre, nos acompañó Felicísimo Martínez Díez, dominico. Nos habló de la moral cristiana como una moral que no tiene como propósito complicarnos la vida, sino hacerla más llevadera, una moral liberadora que tiene como propósito una convivencia feliz.
Felicísimo nos cuenta que existen tres núcleos de pecado. El primero basado en los bienes materiales, el segundo en la sexualidad y el tercero el culto.
Sobre los bienes materiales nos advierte que no son malos en sí mismos. Tener una cantidad de bienes suficientes para vivir cómodamente es hasta un Don del Mismo Dios. La pena es que dándonos Dios con su Creación riqueza suficiente para todos, unos pocos acumulen un exceso y muchos no tengan ni para abastecer sus necesidades más básicas. El pecado, además llega, cuando convertimos el dinero en un dios y hacemos cualquier cosa por él. De ahí viene la corrupción, por ejemplo. Pero en la mayor parte de las ocasiones, lo material puede sacar también lo mejor de nosotros mismos. La generosidad, nuestra relación con los más pobres y necesitados, la honestidad, la justicia, son valores que forman parte de la moral cristiana.
Sobre la sexualidad, que podríamos relacionar con la impureza de una manera simplista y que nos podría hacer sospechar del cuerpo humano como algo sucio o indigno, nos dice que es una manera de comunicación preciosa entre la pareja, que forma parte de la afectividad y que bien utilizada cuida la armonía familiar y reconoce la dignidad humana. Lo que pasa es que no se puede deshumanizar y no se puede utilizar para discriminar, violentar o idolatrar.
Otro de los puntos débiles para los cristianos es en relación al culto. Por ejemplo, según los Mandamientos es un pecado no asistir a misa un domingo y esto hace que lo sintamos como una obligación y, en determinados casos, simplemente estemos cumpliendo con las "leyes eclesiásticas". Pero tenemos que ver otro punto de vista. El de que no es un deber sino una necesidad. Cultivar la meditación, la oración o el silencio nos puede llevar a tener una experiencia de fe y de Dios necesaria para nuestro desarrollo humano. Tenemos que dar gracias por los dones recibidos y, ser agradecidos, nos lleva a querer servir nosotros a los demás. Pero no como una bondad mal entendida, sino al igual que nos muestra Cristo con su ejemplo. La que nos lleva traspasando los límites de lo que humanamente puede parecer normal. Incluso más allá de la justicia humana. Esto nos llevaría al perdón. Al perdón y a la misericordia por encima incluso de lo que es de ley.
De esta manera Felicísimo convertía los pecados más comunes y, que si encorsetamos nos complicarían la vida, en oportunidades que nos sirven para ser más libres y que dan a la vida sentido.

Y… el sábado día 2 de diciembre y como colofón a las jornadas de Adviento, Daniel Gómez de la Vega Alegre nos dedicó la tarde ofreciéndonos un testimonio convertido en concierto-oración para hablarnos de la Misericordia de Dios.

Daniel nos abrió su corazón y nos deleitó con sus canciones. Muy bien acompañado, por cierto, de varios amigos que pusieron instrumentos y voces. Pudimos escuchar un montón de bonitas canciones inéditas y muy bien relacionadas con el hilo conductor, que era su propio testimonio. La verdad, es que se nota cuando alguien te habla desde el corazón. Y clara-mente es lo que hizo Daniel (o Dani, nombre por el que le conocemos todos como componente del grupo La Voz del Desierto) al hablarnos de su experiencia, con sencillez y humildad, como pecador. Cuando nos contaba su experiencia era fácil ponerte en su piel, porque te podías sentir reflejado. Y cuando hablaba de su sentimiento al sentirse acogido por el Señor te colocaba en ese momento tan especial y lleno de paz que sientes cuando el Señor te perdona, te abraza. Nos hablaba de ese peso que se nos quita de encima, ese lastre que te desatas y esa felicidad inmensa que sientes, y lo hacía de tal manera que era tu propio peso el que parecía irse, porque te ponías en esa tesitura que vives después de cada confesión. Se convirtió la jornada en unos verdaderos ejercicios espirituales. También nos habló de lo difícil que es pedir perdón, perdonar pero, sobre todo, perdonarse a uno mismo. Y en ese ambiente tan especial de música, testimonio y oración también hubo lugar para la Exposición del Santísimo, Precioso momento culminante.

En fin, bonito colofón, que nuevamente me entristece que tan poca gente de la parroquia aproveche. Estas experiencias solo pueden ser buenas para cada uno de nosotros, solo pueden ser positivas, solo pueden servir para algo. Es un rato aprovechado al máximo que te deja toda la tarde y noche del sábado para disfrutar y que puede llegar a hacer que tengamos una experiencia de Dios.