Dossier............................................................................................................

"SI CUIDAS EL PLANETA... COMBATES LA POBREZA"

 

DECALOGO VERDE (6º PRINCIPIO)
"IMPULSARAS LAS ACCIONES NECESARIAS
AUNQUE SEAN COSTOSAS"

A lo largo de los cinco principios anteriores de esta Campaña hemos venido reflexionando sobre la grave situación socio-ambiental y la importancia de nuestros comportamientos cotidianos para resolver esta problemática.
El objetivo de mejorar el mundo es una responsabilidad y compromiso conjunto de toda la ciudadanía. Sin embargo, además de nuestros compromisos particulares, las empresas y gobiernos juegan un papel fundamental en el cuidado de la Casa Común. A pesar de ello, han sido los más lentos en reaccionar y podemos observar cómo «el sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres mundiales sobre medio ambiente» (Laudato Si, 54).
Necesitamos recuperar la capacidad de una política con amplitud de miras y no con intereses cortoplacistas, que tenga como centro el Bien Común y no los intereses de una minoría. «Si la política no es capaz de romper una lógica perversa, y también queda subsumida en discursos empobrecidos, seguiremos sin afrontar los grandes problemas de la humanidad» (Laudato Si, 197).

Estamos llamados a ser una ciudadanía responsable con nuestros actos y comprometida con las causas de la pobreza y el deterioro ambiental. Esto hace que debamos mantenernos firmes ante quienes nos gobiernan cuando así sea necesario; y elegir representantes en función de que cumplan con los compromisos del cuidado a aquellas personas más vulnerables y a nuestro planeta, la casa en la que vivimos.
Sin una política comprometida que trabaje de forma real por un mundo en el que se respeten los derechos humanos, se reduzcan las desigualdades y se cuide la naturaleza nuestros esfuerzos particulares, se verán mermados.
Está en nuestras manos que los gobiernos sean responsables y trabajen pensando en el bien común a largo plazo. Es un reto de gran envergadura y es necesario superar la lógica de la eficiencia y de la inmediatez para que la acción política «asuma estas responsabilidades con los costos que implican» (Laudato Si, 181).

¿Qué puedes hacer o dejar de hacer?

1º Interésate por iniciativas medioambientales y políticas que se desarrollen en tu comunidad, participa en tu comunidad: En muchas localidades se desarrollan acciones de recuperación de espacios naturales tales como limpieza de ríos, y arroyos, plantaciones de árboles, etc. Es una buena forma de cuidar la Casa Común, además de fortalecer la educación y los valores de los más pequeños, y una divertida actividad en familia.

2º Caer en la cuenta de que el cuidado de la Creación es un reto muy amplio: importante entender la dimensión global del reto ante el que nos enfrentamos. Debemos superar las lógicas cortoplacistas medidas tanto de manera temporal, a través de nuestra responsabilidad intergeneracional con las generaciones futuras, como espacial, ya que la dimensión global trasciende las fronteras nacionales.

3º Racionalizar el uso del transporte privado: Plantéate otras alternativas de transporte siempre que sea posible. Te proponemos el uso de transporte público y medios no contaminantes como la bicicleta. Además de reducir tu huella de carbono y cuidar así la Creación, cuidas tu salud. Y en tus desplazamientos vacacionales ten en cuenta esta huella y realiza acciones de compensación de CO2.

4º Vacaciones solidarias: Este verano puedes optar por un voluntariado social. Unas vacaciones basadas en principios como el respeto hacia el hermano y su entorno natural, y el medio ambiente en general. Podrás descubrir el patrimonio natural único de cada región y comprender la importancia de proteger la biodiversidad que nos rodea. Es una gran oportunidad para mostrar a tu familia que la diversidad cultural o étnica, no es una barrera entre pueblos sino un elemento que nos enriquece y que nos permite mejorar y aprender mutuamente, además de educar en valores fundamentales como la solidaridad, el compañerismo y la construcción de una sociedad más justa y sostenible.

5º Pensar globalmente para poder actuar localmente: Nos dice el papa Francisco que "llama la atención la debilidad de la reacción política internacional ante la crisis socio ambiental. El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres Mundiales sobre medio ambiente" (LS 54).

6º Te invitamos a unirte a celebrar y orar: como creyentes en las vigilas que se celebran en todo el territorio nacional. Puedes conocer su contenido, donde se celebran y en qué fechas en el siguiente enlace: http://www.enlazateporlajusticia.org/oracion/

7º Interésate por conocer la propuesta de Ley de Cambio Climático que ha elaborado Alianza por el Clima: de la que Enlázate por la Justicia forma parte a través de sus organizaciones participantes.

8º Usar alternativas al aire acondicionado: para refrescar el ambiente este verano. Los climatizadores consumen mucha energía eléctrica, su uso indiscriminado no sólo aumenta tu cuenta de la luz, sino también las emisiones de CO2 a la atmósfera y contribuye a que se agrave el calentamiento global. Las alternativas son muy fáciles de usar, tales como, abrir las ventanas opuestas de la vivienda en las horas de menos calor para que el aire circule, esto contribuirá a bajar la temperatura, además de bajar persianas en las horas de máximo calor o exposición directa al sol. Puedes colocar toldos en las ventanas, así como tener plantas en ventanas y balcones.
Interésate por las políticas ambientales en tu localidad y exige medidas concretas, leyes y acciones que potencien el cuidado de la Creación y luchen contra el cambio climático. Recuerda, si cuidas el planeta combates la pobreza. Infórmate de las iniciativas medioambientales de los principales partidos políticos para exigir su cumplimiento en los diferentes ámbitos territoriales.
No solo podemos cambiar nuestros comportamientos personales, también podemos unirnos como sociedad civil para cambiar las estructuras.