Jóvenes........................................................................................................................Abiertos al mundo

A TRAVÉS DE DIOS
SOY BOXEADORA

Renata

UN RÉCORD INACEPTABLE

Miguel Domingo
(Misioneros Tercer Milenio nº 177)

El boxeo nació en Egipto y Oriente, aproximadamente hacia el 6000 a. C. En aquel entonces se usaban protectores metálicos en vez de guantes, tampoco había bucal o protector inguinal. Desde el primer momento se sabe que es un deporte de contacto físico, en el que se puede salir gravemente herido. No puedo negar que hay violencia y agresividad, pero en eso consiste este deporte.
Por otra parte, en la Biblia aparecen estas afirmaciones:
"Quien derrame la sangre de un hombre, por otro hombre será su sangre derramada; porque Dios hizo al hombre a su propia imagen" (Gn 9, 6). "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Mt 22, 39).
Leyendo esto, se me planteó una contradicción para la cual no tengo una explicación racional necesariamente, entre la "violencia" del boxeo y el mensaje de amor cristiano.

Dicha contradicción la resuelvo mediante la forma en que vivo el boxeo y que os invito a mirar, por un momento, como lo vivo yo. Lo primero que observas y te enseñan, es respeto. Respeto hacia ti, al oponente, al entrenador, al mundo en general. Luego viene el sacrificio, esfuerzo, disciplina, coraje y mucha fortaleza. Todo esto, día a día, conlleva una constancia plena. Lo cual te hace pensar que la vida cristiana es parecida a lo que he descrito.
Se piensa que al estar pegándonos existe un odio entre los contrincantes, cuando es todo lo contrario. Los oponentes sentimos respeto hacia nuestro rival: ¡qué valor hay que tener para subir a un ring!. Al finalizar una pelea, los rivales acaban abrazándose. Es ahí cuando me doy cuenta de que Dios está en mí, en mi oponente, en todas las personas. Siento que he sido llamada por Dios para realizar este deporte.
Comencé en este deporte a los trece años, era la única chica en los entrenamientos. Fui hablando sobre lo que me enseñaba y transmitía el boxeo. A día de hoy, después de siete años empieza a equilibrarse el número de chicos y chicas. Ahí te das cuenta de que dando testimonio de lo que vives, las personas pueden llegar a entender ese
sentimiento. No sólo doy testimonio de mi deporte, sino también de Cristo, por eso soy catequista de postcomunión.
A pesar de que hay violencia, no vean el boxeo como un deporte violento, ni a las personas que lo practican. Es un deporte como cualquier otro. A mí como cristiana, me da paz y me fortalece (en el plano físico), al igual que ir a misa (en lo espiritual). Son dos actividades que van cogidas de la mano.

"Según un informe de ACNUR, el número de refugiados sigue en aumento. En la actualidad existen más de 65 millones. En La Jornada Mundial del Refugiado (20 de junio) ha vuelto a sobresalir una cifra que marca un record.

El número de personas refugiadas alcanza los 65,6 millones. De ellas, más de 40 millones son desplazados internos; 22,5 millones son refugiados; y casi tres millones son solicitantes de asilo. Son números, son historias, son personas. "Es inaceptable", afirmó el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU, Filippo Grandi.
"Más que nunca estas cifras expresan la necesidad de solidaridad y de una finalidad común para prevenir y resolver las crisis".
Los datos del informe Tendencias Globales, elaborado anualmente por el ACNUR, indican que el año pasado hubo 10,3 millones de nuevos desplazados; 3,4 millones solicitaron protección fuera de su país y 6,9 millones se vieron forzadas a huir, pero se quedaron en su propio país. Como establece el informe, Siria sigue teniendo el mayor número total de personas desplazadas, con 12 millones; seguido de Colombia, Afganistán, Irak y Sudán del Sur. Este último país ha sido donde se ha registrado un mayor incremento, debido a la ruptura de los acuerdos de paz.

"El total de los refugiados, unas 330.000 personas más respecto al año pasado, supera la población de Gran Bretaña. Esto significa que, en la media, el año pasado unas 20 personas por minuto fueron obligadas a escapar de sus propias casas, una cada tres segundos. Si bien el aumento de los refugiados es un poco superior respecto al 2015, no se puede decir lo mismo comparado con 2014: al menos seis millones más", señaló Grandi.
Según ACNUR, el número de solicitantes de asilo siguió siendo elevado, con dos millones de nuevas peticiones. Alemania es el mayor receptor del mundo, seguido de Estados Unidos, Italia y Turquía. "Los conflictos de hoy son cada vez más largos y violentos y están produciendo más refugiados que nunca, mientras la perspectiva de resolverlos y encontrar soluciones para los millones de mujeres, niños y hombres desplazados se van limitando", afirmó en la presentación del informe Francesca Friz, responsable en España de ACNUR. En todo el mundo, la mayoría de los refugiados -el 84%- estaban en países de ingresos bajos o medios a finales de 2016, y uno de cada tres (4,9 millones) eran acogidos por los países menos desarrollados. Turquía es el país que más refugiados acoge a nivel mundial, con 2,54 millones, en su mayoría sirios, frente a los 1,6 millones del año anterior. Le sigue Pakistán, con 1,6 millones.
Yemen es el país donde hubo más desplazados internos, a causa del conflicto entre el gobierno yemení y los rebeldes hutíes, que provocó 2,5 millones de desplazados, casi el 10% de su población.
Por su parte, Colombia sigue siendo el país con más desplazados internos, con 6,9 millones, frente a los 6 millones con que cerró 2014.
Durante el año 2015 se produjo además un aumento del 48% en el número de solicitudes de asilo; 2,45 millones presentadas en 174 países en comparación de las 1,66 millones de un año antes.